Entrevistas

Entrevistas

AT Claudio Rojas: “Queremos que todos los niños santacruzanos sean hinchas de nuestro club

10 de enero de 2020

La Pandemia del Covid-19 obligó a modificar el trabajo de nuestro club. Partiendo por la imposibilidad de reunión por el contagio del virus, se cancelaron partidos y entrenamientos, estos últimos teniéndose que reformular, con la finalidad de no perder la competitividad en el plantel.

Por ello es que para el cuerpo técnico de nuestra institución, el desafío que ha obligado adoptar el Coronavirus, es un tema que ha dado más de un dolor de cabeza al equipo liderado por nuestro DT Osvaldo Hurtado y su “brazo derecho”, su Ayudante Técnico (AT) Claudio Rojas.

Quisimos conversar con Claudio, quien junto a detallarnos lo particular que ha sido su trabajo este año con el Primer Equipo de Santa Cruz, aprovechó de revelarnos detalles de su historia en el fútbol.

De la Escuela de Fútbol de la UC a cadetes de Colo Colo
Sus primeros recuerdos de fútbol se remontan a la Escuela de Universidad Católica en Santa Rosa de Las Condes con 7 años. Ahí, junto a varias otras promesas de la UC, compartió esa extinta cancha hasta los 13 años, cuando partió a los cadetes de Colo Colo, en ese momento categoría segunda infantil.

Tiempo después volvería a Católica, donde inició su proceso formativo desde el año 1992 al 1996. Ahí tuvo la oportunidad de jugar en la Tercera División vistiendo los colores de Universidad de Concepción y Provincial Osorno hasta el año 1999.

“En esa época como jugador, más que todos los desafíos que me tocaron vivir, que son difíciles de recordar, lo que mantuvo el sueño del fútbol profesional despierto en mí, fue la ilusión de un joven en ir cumpliendo sus sueños de niñez, sueños propios y que también eran sueños de mi familia”.

“Por ejemplo, cuando estaba en la categoría Sub-17 de Católica, Pellegrini me sube al Primer Equipo para hacer una práctica de fútbol. Después de eso me quede ahí entrenando un par de meses, en lo que en ese entonces era uno de los mejores equipos del fútbol nacional, ya que tenía jugadores como Gorosito, Acosta y Rozental. Imagínate, ahí mi ilusión estaba latente”.

“Después cuando uno termina el proceso formativo y se da cuenta que uno tiene que salir a pelearla, ahí la ilusión disminuye un poco. Pero si tuviera la experiencia que tengo ahora y el recorrido que tengo, hubiese sido tal vez mucho más fuerte de mente para lograr sobreponerse a esas pequeñas adversidades que quizás son pruebas que te va poniendo la vida y como futbolista tienes que aprender a sortearlas”.

¿Ahí decidiste ser entrenador?
“No sé. Puede ser algo que nació en el colegio, cuando dirigía en los campeonatos intercursos, donde me preocupaba de armar el equipo y definir las posiciones. También puede ser de tertulias futboleras con los amigos”

“Lo concreto es que una vez terminada mi corta carrera en el fútbol, decidí que el camino sería estudiar Educación Física y no seguir en el fútbol”. Según nos relata, como profesor de educación física “tenía una amplio campo laboral, trabajar en colegios, gimnasios, personal trainer, un montón de posibilidades laborales”.

Pero las vueltas de la vida y su amor por el balón, lo llevó nuevamente a estar en una cancha de pasto, pero esta vez desde la línea y como Preparador Físico (PF). “Una coincidencia me llevó al Caracol Azul. Ahí encontré al profesor (Marcelo) Canessa, que habían sido parte del cuerpo técnico que me formó en Católica. Es ahí cuando Marcelo me pregunta ¿en qué estás Claudiño? Y me detalla que están buscando a alguien para formar como PF. Mi respuesta fue: profe, ¿cuando comenzamos?”.

Ahí comenzó su historia como preparador físico ayudante, en la SUB-19 de la U. Pero ese cargo tuvo una corta estadía, ya que un mes después tendría la oportunidad de integrarse oficialmente al staff del Fútbol Joven de la U, donde estuvo hasta el fin de ese año, cuando cambió Santiago por Melipilla y su cargo en cadetes por un club profesional, asumiendo como PF del elenco “potro” que en ese entonces jugaba en Primera B. “Ahí fui campeón y luego trabajé en Palestino y Deportes Copiapó”.

“Por Bielsa soy DT”
En 2007, trabajando en el cuadro árabe y tras forjar su carrera como PF, un nuevo desafío lo hace tomar un nuevo rumbo o tal vez retomar el que siempre quiso desde su época escolar, ser Director Técnico (DT).

“Ese año llega a dirigir la selección chilena Marcelo Bielsa y un día pedí permiso para poder ver presencialmente  uno de sus entrenamientos. Yo sin haber sido seguidor de las formas de jugar de los equipos, en aquel momento cuando yo era PF, yo quería ganar los partidos desde mi función, corriendo más que el rival, metiéndole más que el rival, no eran de mi interés los sistemas de juego, ni las formas de juego, ni las estrategias”.

Pero su presencia en Pinto Durán fue una revelación para Claudio. “Al ver el orden, la pulcritud de su entrenamiento, la entrega de conceptos a cada jugador. Una forma diferente de dirigir, donde se puede evidenciar que un entrenador sí podía ser importante dentro del funcionamiento de un equipo, era algo que nunca antes había visto. Hasta ese momento yo no le entregaba mayores responsabilidades al DT, para mí era impresionante ver el nivel de orden en los entrenamientos y la concentración de los jugadores”.

“Fue ahí cuando decidí empezar los estudios como entrenador en modalidad PET, mientras laburaba en Deportes Copiapó, su última experiencia como PF.

De La Cisterna a Palestina y arribando en Valdivia
Su pasión por el fútbol, rigurosidad y dedicación, lo llevaron rápidamente a destacarse en su promoción en el INAF, por lo que prontamente es contactado por los cadetes de Universidad de Chile para dirigir las categorías 9 y 10 de manera simultánea. “El segundo semestre del mismo año, dejaría a esos chicos, para darme la Sub-13”, relata.

Al trabajo formativo en la U, también sumó en su curriculum las inferiores de Colo Colo, Cobresal y Deportes Santa Cruz, cuando en 2016, siendo Jefe técnico del Fútbol Joven unionista, fue el encargado de formar las 4 categorías que exigía ANFP a los santacruzanos en su regreso al fútbol profesional.

Sus máximos logros como DT han sido, hasta ahora, dirigir a Deportes Valdivia de la Primera B en 2017 y al Ahli al Khalil palestino. Esta última, su primera experiencia, aunque algo exótica y lejana de nuestro país, fue en medio oriente, cuando asumió el desafío de este equipo de la West Bank Professional League (Primera División de Palestina) y que se preparaba para participar en la Asia Cup.

“Al llegar allá me encuentro con otra realidad futbolística, donde el estándar es más bajo al fútbol nacional en distintos ámbitos. También me encontré con las tensiones socio-políticas con Israel, lo cual era un ambiente de trabajo muy distinto”, describe.

El regreso a Santa Cruz
Este 2020, Claudio Rojas asumió como ayudante técnico de Osvaldo Hurtado para la presente temporada. “Deportes Santa Cruz y no dudé dos veces. No había tanto que analizar tampoco, principalmente considerando las personas que están detrás del proyecto de Deportes Santa Cruz. Conocía a Osvaldo (Hurtado) quien dirigía en las juveniles de Católica y sabía quién era aunque nunca me entrenó. Saber que esta Andrés (Alvarado) que posee años de fútbol y de conocimiento, creo que estaba todo dado para volver a Deportes Santa Cruz, donde me toca participar en un club que tiene más de 100 años de historia, construyendo desde sus bases y respetando la historia que tiene como institución”.

¿Cuáles son tus aspiraciones para este año con Deportes Santa Cruz?
“Desde lo personal siempre es ganar. Pero uno tiene que ver sus opciones y desafíos temporales que son mucho más accesibles, para luego poner los ojos en objetivos más grandes. El conocimiento de los jugadores, transmitir mis ideas, optimizar el rendimiento de ellos, ayudarlos a mejorar y finalmente que eso traiga como consecuencia un mejor juego, es algo que estamos trabajando desde el primer entrenamiento”

“Pero sin dudas que lo que más me gustaría es aumentar el arraigo que se va teniendo con los santacruzanos. Que cada día nos siga más gente, lograr que los niños de nuestra ciudad sean los hinchas de nuestro club como primera opción y como segunda opción, hinchas de clubes nivel mundial. Eso es a lo que aspiro”.